Vídeo: Un surfista ciego retoma su pasión gracias a un

11 de Diciembre de 2012

Aitor Francesena trabajaba como profesor de surf en Zarauz (San Sebastián) pero sufrió un glaucoma que le dejó con sólo el 15% de visión, aunque esto no le impidió seguir surfeando. Tiempo después tuvo un accidente y el impacto de una ola lo dejó completamente ciego.  Ahora vuelve a practicar su pasión, que es su vida, gracias a la ayuda de Aritz Aranburu, un antiguo alumno y actualmente surfista profesional. Aritz es