Vídeo: Su supuesta muerte será investigada

22 de Diciembre de 2010

La Fiscalía de Cádiz ha decidido trasladar a la Policía las denuncias de varias familias cuyos bebés fueron dados por muertos durante las décadas de los 60 y 70. A ninguna les permitieron ver el cadáver de su  bebé y sospechan que hay irregularidades en los certificados de defunción. Algunos incluso han comprobado, al ir a trasladar los restos mortales, que en los nichos donde creían tener enterrados a sus bebés no había nada. La Fiscalía gaditana, había abierto hace poco diligencias informativas, estaba recabando  información para asegurarse que los casos no habían prescrito. En la reunión que la fiscal, Ángeles Ayuso, ha mantenido con las familias les ha comunicado que seguirá adelante con la investigación y que trasladará a la Policía sus denuncias.