Vídeo: Las subsedes de Madrid 2020, pendientes de la decisión del COI

7 de Septiembre de 2013

El mar elegido para Madrid 2020 es el de Valencia. En sus aguas del Mediterráneo se celebrarían las regatas de vela, para las que está más que preparada después de organizar en 2007 la exigente Copa América. Juega a su favor la excelente comunicación con la capital, tanto por aire, como por carretera y por tren, a poco más de hora y media en AVE. La capital del Turia podría convertirse por segunda vez en su historia en subsede olímpica, después de su colaboración con Barcelona en 1992. La capital catalana también está en los planes de la candidatura. El césped del estadio olímpico de Montjuic es uno de los elegidos para acoger la competición de fútbol. Lo mismo que el de La Romareda, en Zaragoza, un campo para el que la elección de Madrid sería todo un salvavidas para llevar a cabo su necesaria remodelación. La Rosaleda, en Málaga, El Arcángel de Cordoba o el Nuevo Zorrilla de Valladolid serían las otras subsedes. Todas con el fútbol como escaparate y como reclamo para su ciudad. Según el concejal de Deportes de Málaga, Damián Caneda, la elección de Madrid como sede olímpica supondría un empujón económico muy importante que llegaría "en el momento ideal". El portavoz de la Junta de Gobierno Municipal de Córdoba, Miguel Ángel Torrico, estima que el evento supondría para su ciudad "unos 100 millones de euros tanto en inversión directa como repercusión indirecta a través de los visitantes y la proyección de la imagen de Córdoba". El presidente del Real Valladolid Club de Fútbol, Carlos Suárez Sureda, por su parte, cree que esta elección también serviría para situar en el mapa internacional la ciudad pucelana.