Vídeo: Los socialistas se esfuerzan por demostrar su unidad tras las primarias del PSM

4 de Octubre de 2010

La victoria de Tomás Gómez en las primarias del PSM no sólo ha significado la elección del candidato socialista para competir por la presidencia de la Comunidad de Madrid, muchos ven la derrota de Trinidad Jiménez, la protegida de José Luis Rodríguez Zapatero, como un rechazo al propio secretario general del PSOE. Por eso hoy todo el aparato socialista, regional y nacional, se ha apresurado a ofrecer una imagen de unidad.El secretario del PSM y desde ayer candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, ha asegurado que "la democracia nunca puede ser un revés para nadie y menos para Zapatero" y que "no hay ningún movimiento" contra el presidente.Por su parte, Trinidad Jiménez, que hoy ha vuelto a ser sólo ministra de Sanidad, ha afirmado que su derrota no implica que el partido cuestione al presidente del Gobierno. "No se le está cuestionando ni desde los militantes ni desde el Partido Socialista", ha dicho esta mañana la ministra en rueda de prensa tras la firma de un acuerdo en el Ministerio de Sanidad.Ese mismo mensaje es el que se da desde la sede de Ferraz. La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha insistido en que, lejos de fisuras, el partido es "una piña"."Hoy todos somos una piña y vamos a trabajar juntos para ganar Madrid", ha sentenciado.Además, la dirección nacional de los socialistas tiene claro que la mejor opción para recuperar la presidencia de la Comunidad sería precisamente un tándem formado por Tomás Gómez y Trinidad Jiménez. Una opción que, de momento, no parece muy probable ya que la ministra no tienen intención de dejar la cartera de Sanidad.