Vídeo: El síndrome del edificio enfermo

20 de Enero de 2014

La mala ventilación y los conductos del aire sin limpiar  facilitan la acumulación de bacterias y, por lo tanto, facilitan el contagio de la gripe.  Al no mantenerse los conductos de aire acondicionado con el rigor que se debería, "eso hace que al final sea una fuente de hongos, de bacterias