Vídeo: Sevilla se engalana a unas horas de que comience la feria.

14 de Abril de 2013

En esta calle sevillana se viaja en el tiempo una vez al año. El destino es anterior al siglo XIX, la época dorada de los coches de caballos. Estos carruajes pertenecen a colecciones particulares y hoy se han exhibido para recordar que  en su momento fueron el único medio de transporte. No debe faltar ningún detalle ornamental ni de compostura porque forman parte de un concurso. Los pasajeros de estos enganches también concursan. Las principales protagonistas son las mujeres vestidas de mantilla blanca. Victorio y Luchino son los jueces de mantilla. Examinan a fondo este tradicional complemento. La segunda parte de la exhibición se produce en la plaza de toros de la Maestranza, aquí se valoran las maniobras de los enganches. Los conductores de los carruajes tienen que demostrar su destreza en el albero. Un espectáculo que no pasa inadvertido ante más de diez mil personas. Una exhibición de enganches que supone el preludio de la feria de abril.