Vídeo: Sevilla se emociona con la 'madrugá'

30 de Marzo de 2013

La madrugá se despierta en el silencio del sábado. Pero en la memoria el ambiente del viernes no sabe callar. De los balcones de Triana llovían flores hasta que la madrugá empezó a mojarse. La Esperanza tuvo que refugiarse en la Catedral. Hoy la Virgen de Triana vuelve a casa. "¡Guapa!", le gritan los fieles, que han pedido sobre todo salud. El Cristo de las Tres Caídas también hoy regresa a su templo. "Hemos echado de menos la música", se lamentan los devotos. La que acompaña al Cristo en su salida. Pero nunca en su traslado. "Fue una pena que lloviera, porque nosotros que venimos de fuera para ver estas cosas y, de pronto, encontrarnos con no poder verlas es una auténtica pena", comentaba un turista. La del viernes ha sido una noche larga. Comenzó con Triana en la calle y acaba, 36 horas después, exactamente igual.