Vídeo: Segunda noche fuera de casa por las inundaciones

4 de Abril de 2013

El nivel del Guadiana sigue siendo una amenaza para los vecinos de la localidad de Barbaño, en Badajoz, que han pasado su segunda noche fuera de sus casas, a refugio en un polideportivo. "Hoy mejor porque parece que hay calefacción, anoche pasamos frío, pero se sobrellevó", asegura un vecino.Los vecinos llegan a la instalación deportiva, cargados con bolsas con sus enseres más necesarios y lamentando haber dejado sus hogares. "Me da mucha pena, porque hay niños peequeños", solloza una mujer, mientras un joven asegura que están "con el alma en vilo" por lo que han dejado.Los que sí deben de estar con el alma en vilo son las once personas que se han quedado aisladas en un cortijo, a las afueras de la localidad. El dueño de la finca, Francisco González dice que el "problema son los críos chicos". Y dice que las tres familias que viven en la casa se han quedado sin comida y están muy preocupados.Los servicios de emergencia han intentado rescatarlos de madrugada, pero les ha resultado imposible. Al parecer, la crecida del arroyo ha dejado al casa como una isla y "los camiones no pueden pasar", dice el responsable de los bomberos.Con las primeras luces del día, se retomarán las labores de rescate.