Vídeo: El sastre de Camps sufrió una campaña de desprestigio para tapar el escándalo de los trajes

26 de Noviembre de 2010

La vida del sastre José Tomás cambió por completo cuando hace un año y medio optó por explicar que quien pagaba los trajes de Francisco Camps y otros dirigentes 'populares'  era Pablo Crespo, ex dirigente del PP gallego y mano derecha de Francisco Correa, cerebro de la trama 'Gürtel'.Tras declarar que el presidente de la Generalitat no pagaba sus trajes, José Tomás sufrió una campaña de desprestigio y el propietario de las tiendas en las que trabajaba (la cadena Milano), Eduardo Hinojosa, lo despidió bajo la acusación de falsificar facturas. Ahora, otros ex empleados han confesado que todo fue una gran mentira. Dicen que calumniaron a José Tomás coaccionados por el dueño de las tiendas.Además, según esos testimonios, la campaña de difamación contra José Tomás comenzó tras diversas reuniones del dueño de Milano con el portavoz de Interior del PP en el Congreso, Federico Trillo, responsable de la estrategia de defensa del PP en este caso.Por este motivo, el juez que instruye el 'caso Gürtel' en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Antonio Pedreira, ha decidido el sobreseimiento provisional de la imputación que pesaba sobre José Tomás.En un auto hecho público hoy, el juez señala que la "falsedad documental que se le imputó" al sastre, según las declaraciones prestadas en esta causa, determina una "duda importante" en relación con la autoría de la falsedad en el seno de los establecimientos de ropa en los que trabajó José Tomás.