Vídeo: Sanidad inspecciona los bares andaluces

11 de Enero de 2011

Los inspectores de la Consejería de Salud someten a un control riguroso a todos los establecimientos donde antes sí se permitía el consumo de tabaco. Más de 1.000 agentes controladores de sanidad inspeccionarán los bares para comprobar que se cumple la Ley Antitabaco.Lo primero en lo que se fijan es en la cartelería. A la entrada del local tiene que haber una señal que advierta que está prohibido el consumo de tabaco. Con la prueba superada, los inspectores mirarán que ningún cliente este fumando, los ceniceros no tengan colillas y en el aire no haya ningún indicio de que en el establecimiento se ha consumido tabaco. Porque aunque no haya pruebas visibles, el olor a tabaco puede ser una sanción.La máquina de tabaco debe de estar en el interior del recinto y a la vista del camarero para comprobar quien compra las cajetillas. Algún trabajador del local debe ser quien accione la actividad de la máquina con el mando controlador.En los veladores se permitirá el consumo de tabaco siempre que no esté cubierto y si lo está no puede estar cerrado en sus laterales por más de dos paredes.En el caso de que el espacio libre sea un patio o terraza en el interior del bar tiene que tener otro acceso además de la puerta principal.