Vídeo: La salida, exportar a China

16 de Enero de 2011

El negocio del vino se apaga a un ritmo alarmante. Llevamos tres campañas que hay empresas que han presentado suspensión de pagos. Lo estamos pasando muy mal. A la situación de crisis, debe sumarse el exceso de stock acumulado. Las cooperativas que fabrican el vino de la denominación de origen de Bollullos del Condado cerraron el 2010 con un excedente de cuatro millones de litros. La esperanza para 2011 es la exportación. Los viticultores esperan vender los excedentes a países como Rusia y también a África. Aunque la gran apuesta es, sin duda, el gigante chino. Pese a la emigración hacia Asia,  los problemas del gremio no acaban ahí. La mayor parte de las ventas es a granel. Un formato que no genera tantos beneficios como el vino embotellado. Esta falta de rentabilidad podría impedir que sigamos disfrutando de aromos aromas como éste.