Vídeo: Risa dolorosa

7 de Febrero de 2010

Desde hace años, María no ríe. Ha cambiado la risa abierta por una media sonrisa que apenas de deja ver. La carcajada le provoca un dolor insoportable. "Era un dolor tan fuerte tan fuerte cada vez que me reía, que dejé de reírme. Y eso que yo antes me reí