Vídeo: Rico, rico

11 de Abril de 2010

Antes de empezar a comer hay que ponerle una sonrisa al asunto. Y es que hoy, ellos serán los cocineros. Todo es un juego para que consigan comer de todo. Es un viaje por la dieta mediterránea. Se trata de implicarles para que prueben verduras y frutas. Ellos son los creadores de estos platos. De una forma divertida todo sabe mejor. Y siguen los juegos… Aquí se trata de combinar patata, atún y aceituna. Lo que más les gusta es que no salen con las manos vacías. Comer bien es importante pero también hay que hacer ejercicio y nada mejor que un zumo recién exprimido para recuperar energía. Y que no se preocupen los más golosos, el chocolate también esta incluido en la dieta. El objetivo de este juego es que los niños se acostumbren a pedir fruta y verdura a sus padres. Después de jugar a ser cocineros, todos se marchan contentos y con su obra gastronómica en la mano.