Vídeo: Revisar la instalación de gas minimiza los riesgos de accidente

28 de Noviembre de 2012

Con la llegada de los fríos se ponen en marcha las calefacciones de gas y con ellas aumentan los riesgos de accidentes. Para evitarlos, la Asociación Española la Gas recomienda realizar anualmente revisiones de mantenimiento de las calderas. Para ello , es aconsejable que un instalador revise la instalación para verificar si la caldera tiene pérdidas y si se produce una correcta combustión de los elementos de gas que hay en el hogar. Una llama limpia, de color azul, es el indicativo de una buena combustión, en cambio, si la llama es naranja e intermitente, tenemos que pensar que hay algo que no funciona bien. Los expertos nos recuerdan que nunca hay que taponar los respiraderos y rejillas de ventilación, y ante una posible fuga de gas, lo primero que hay que hacer es cerrar la llave de paso, ventilar y avisar a los técnicos para que subsanen la avería. De esta manera se evitan muchos accidentes por explosiones de gas e inhalación de monóxido de carbono que, cada invierno, se cobran demasiadas víctimas en España