Vídeo: El retén que mató a un compañero en La Rioja denuncia sufrir mobbing

22 de Mayo de 2010

La relación del presunto asesino con sus compañeros de retén había pasado por varios enfrentamientos, pero nadie habría imaginado este escenario. Francisco Javier, de 44 años, recibió 5 disparos que su agresor efectuó con una pistola parabellum de la que tenía licencia. Las piedras, aún manchadas de sangre, señalan dónde ocurrió todo. Son las mismas piedras donde el agresor esperó a la Guardia Civil ante la mirada atónita de sus compañeros. Tras mes y medio de baja era el primer día de trabajo para el presunto asesino. De él sabemos ahora que arrastraba una orden de alejamiento de su ex-pareja y que en su entorno se le considera poco sociable, conflictivo. A su víctima la había amenazado en varias ocasiones, pero no era el único compañero en el punto de mira. Francisco Javier tenía mujer y dos hijos de 11 y 5 años.