Vídeo: Redada en un taller textil

11 de Diciembre de 2013

La Policía Nacional detuvo la semana pasada a una empresaria española de 58 años por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores. Empleaba en un taller de confección a 44 inmigrantes chinos, rumanos y marroquíes pero sólo 24  tenían contrato de trabajo y seguridad social. La mujer ha quedado en libertad con cargos. Asegura que algunos de estos inmigrantes estaban en período de prueba y otros acababan de llegar a España y aún no habían obtenido todos los papeles.