Vídeo: Redada contra la prostitución en Barcelona

5 de Enero de 2011

Una joven prostituta china relató a los policías que la detuvieron durante una redada que sus jefes las obligaban a tomar una misteriosa píldora. A las preguntas de los agentes, la chica explicó que los encargados del prostíbulo, a veces hombres y a veces una mujer a la que siempre se denomina mami, las «forzaban a tomar esa pastilla» de color negro para que las jóvenes fueran capaces de aguantar ofreciendo servicios sexuales en turnos extenuantes «de hasta 48 horas seguidas».Ninguno de los agentes de la Unidad contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (UCRIF) que había participado en la redada y que tomaba declaración a las jóvenes chinas había oído nunca hablar de aquello. Indagaciones posteriores han permitido a los agentes constatar que esa pastilla negra es un afrodisíaco chino, en ocasiones sintético y en ocasiones elaborado con hierbas medicinales, que esas redes asiáticas emplean para conseguir que las jóvenes a las que fuerzan a prostituirse mantengan el apetito sexual.El descubrimiento se produjo en el curso de una serie de redadas llevadas a cabo estas últimas semanas por agentes de esa unidad del Cuerpo Nacional de Policía en cuatro prostíbulos ubicados en pisos en los distritos barceloneses del Eixample, Sant Andreu y Sant Martí. La operación permitió localizar a 16 mujeres asiáticas que estaban siendo obligadas a prostituirse por la que se sospecha que es una misma organización criminal china. Las jóvenes explicaron a los agentes que normalmente los proxenetas las someten a un «férreo control» y que deben estar «disponibles las 24 horas del día, llegando a trabajar en turnos de hasta 48 horas sin descanso».Los investigadores pusieron a disposición de las jóvenes una relación de oenegés que podían ayudarlas a salir de la prostitución. Fuentes cercanas a la investigación reconocieron que esa oferta tuvo poco éxito pues «es un colectivo muy hermético y esas chicas temen las posibles represalias que pueden sufrir si abandonan la actividad».