Vídeo: Rebelión para frenar desahucios

10 de Enero de 2011

Anderson Pérez perderá su piso el próximo 9 de febrero. Se hipotecó hace cinco años cuando se ganaba bien la vida en la construcción pero desde hace dos años está en el paro. Vendió unos terrenos en su país y con eso consiguió pagar algunas de las cuotas de la hipoteca, pero ya no tiene más dinero y no puede seguir pagando su casa.Su mujer, Silvia,  tampoco trabaja. Tienen dos hijas y subsisten con ayudas familiares, como la de su suegra que les paga el gas y la luz, el agua la cogen de la calle.Como Anderson, Juan José Martín también está a punto de perder su casa y ha decidido acudir a la Plataforma de Afectados por la hipoteca. Asfixiado por las deudas, vive con su mujer y su hija en casa de su suegro. A Álex y a Cristina les toca marcharse de su vivienda en Abril. Él no tiene permiso de trabajo y ella está en paro desde que tuvo a su hijo. Deben 136.000 euros más intereses, y aunque el banco se ha quedado su piso, aún no han liquidado la deuda. Estos son algunos de los casos que recibe cada día la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en L'Hospitalet (Barcelona). Desde Septiembre han recibido 200 peticiones de ayuda, solo en Hospitalet. Organizan protestas en los bancos y presionan también por la vía legal. Además, piden cambiar la ley para que los afectados liquiden su deuda al entregar la vivienda al banco.