Vídeo: Reacciones políticas al comunicado del colectivo de presos de ETA.

29 de Diciembre de 2013

Un paso más pero positivo para apuntalar todo el proceso de paz. Así valora el gobierno vasco el comunicado del colectivo EPPK. Su portavoz, Josu Erkoreka, dice que aprecian un avance, aunque con un matiz a la hora de evaluar el reconocimiento de los presos de ETA del daño causado, ya que entienden que es muy limitado y parcial.En ese camino hacia el fin del conflicto le exigen dos pasos más al colectivo de presos de la banda terrorista. En primer lugar, que traduzcan las declaraciones en hechos y en segundo, que no se quede en algo aislado y que sea el primer paso de un proceso hacia la disolución de ETA. El gobierno vasco le ha pedido también al ejecutivo de Mariano Rajoy que modifique la estrategia penitenciaria si se constata lo prometido por la agrupación de presos, unos 527 repartidos entre las cárceles de España y Francia. Ese cambio en la política penitenciaria también se lo ha exigido con retórica diferente la izquierda abertzale. El portavoz de Sortu, Pernando Barrena, ha dicho que "esta declaración supone un antes y un después para el cambio de la política penitenciaria y el fin de la dispersión -de presos-." Desde la dirección del PP vasco han señalado que los presos de ETA asumen tarde que con el gobierno de Rajoy no hay atajos. Según el secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, después de este comunicado " los terroristas saben ya que no les queda otro camino que acatar la ley." Para el PSE-EE, este documento del colectivo de presos supone un avance aunque indica que hay que ser prudentes y esperar para ver cómo se materializa esa declaración de intenciones. El secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho en su perfil de la red social Facebook que este comunicado es un paso más en la hoja de ruta que ha escrito la democracia y no ETA.