Vídeo: No a los rascacielos, sí a los petrodólares

10 de Enero de 2014

Este es uno de los colosales rascacielos que el ayuntamiento quería construir en varias zonas de la ciudad malagueña. Algunos de hasta 50 plantas y 150 metros de altura. Pero en el pleno de hoy se ha votado no al titánico proyecto. El concejal del PSOE, José Bernal, asegura que "Marbella no está hecha para rascacielos sino que se proyectó como un modelo de ciudad jardín". La presión vecinal ha podido con este macroproyecto urbanístico, aunque ha pesado y mucho la influencia de la familia real saudí: amenazaba con no volver si se construían. Estos ilustres y habituales visitantes llegan acompañados de un séquito de 6.000 personas. Les sigue también mucho dinero, lujo, glamour, miles de empleos... y mucho dinero. Marbella, de momento, se queda sin rascacielos, pero la familia real saudí se queda en casa.