Vídeo: Rajoy: Debemos cultivar los mucho que nos une y no lo poco que nos separa

16 de Septiembre de 2010

La carta del primer ministro marroquí no ha hecho efecto. Rajoy ha paseado por las calles de Melilla entre aplausos y besos de sus partidarios durante casi una hora. Pero se nota que la protesta marroquí ha molestado a muchos melillenses.A la misma hora, en la valla fronteriza 50 activistas promarroquíes volvían a colgar pancartas ofensivas. Atacan al PP y amenazan con volver bloquear la frontera.Rajoy ha preferido no desplazarse hasta la valla para no elevar la tensión pero ha recalcado la normalidad de su visita.Ha eludido la polémica y se ha mostrado conciliador. El Gobierno considera que Rajoy tiene todo el derecho de acudir a Melilla cuando quiera y que por esa misma razón no es necesario que le defienda.