Vídeo: Un radar de Girona pone 133 multas al día

5 de Enero de 2012

El objetivo de los radares de velocidad en carretera es a priori reducir la siniestralidad. Pero muchos consideran que en algunas ocasiones parece concebido con un fin recaudatorio. Este es el caso del radar de Playa de Aro, en Girona.Este radar bate cifras record: pone 133 multas al día. Cada día recauda un mínimo de 6.650 euros. Una mina en tiempos de crisis.Desde que se instaló hace cinco meses, ya acumula casi 21.000 sanciones por exceso de velocidad. Cada multa son 100 euros, aunque si se paga antes de 20 días es la mitad.El ayuntamiento de Playa de Aro se queja de que está mal indicado. En este tramo se pasa de 100 a 80 kilómetros por hora por la presencia de una curva. Pero muchos conductores no ven los paneles con suficiente antelación y acumulan una multa tras otra.Muchos infractores son vecinos de Playa de Aro. Por eso, el Consistorio ha pedido a Tráfico que mejore la señalización de este tramo. El Servicio Catalán de Tráfico ya ha anunciado que instalará nuevos paneles luminosos, la semana que viene, para alertar de la presencia del radar.