Vídeo: SOS Racismo alerta de los elevados niveles de racismo en Cataluña

25 de Marzo de 2010

El primer brote racista del año fue en Vic. Uno de cada 4 vecinos es inmigrante. El Ayuntamiento anunció que no empadronaría a los extranjeros sin papeles. Intervino el abogado del Estado y se lo prohibió. Según Sos Racismo, localidades de Tarragona, como Reus, llevaban tiempo sin empadronar inmigrantes. A finales de febrero centenares de vecinos protestaban en el Ayuntamiento. Se quejaban de robos constantes y señalan directamente a los inmigrantes. El año pasado recibieron casi un centenar de denuncias por casos de racismo. El 30 por ciento fueron agresiones policiales. La presentación de este estudio coincide con la publicación de una encuesta en El Periódico de Cataluña en la que se afirma que uno de cada cuatro catalanes votaría a una lista xenófoba.