Vídeo: Protestas por todo lo alto

4 de Febrero de 2011

Un escultor asentado en Vitoria de nombre Imanol Marrodan se ha encaramado a su escultura de 20 metros de altura para hacer visibles una serie de denuncias.Una de ellas es su negativa a que la retiren del lugar donde se instaló hace 10 años (en esa plaza van a levantar un auditorio y pese a que en los pliegos de condiciones se exigía no mover "La inocencia, lo inesperado" no se ha cumplido y el arquitecto del auditorio no la quiere en su plaza)Otra de las denuncias es la dejación que se ha tenido con esta obra. La escultura es una fuente que solo funciono unos meses. Al parecer, teniendo en cuenta su altura, cuando hacia viento era muy molesta pasear alrededor así que los chorros se cortaron y nunca más volvieron a funcionar. La fuente está sucia, dejada, olvidada.Dice sentirse ninguneado y por eso ha comenzado una larga serie de movilizaciones a favor de su obra subiéndose a la misma bajo la expectación de viandantes, policía y bomberos que no han tenido que intervenir porque el artista, una vez llegado el momento ha bajado como ha subido: con una grúa. La escultura se encuentra en la Plaza de Esukaltzaindia, frente al Gobierno Vasco, muy lejos del centro de la ciudad.