Vídeo: El principal acusado por el asesinato de la empresaria de Sabiñánigo, se declara inocente

26 de Marzo de 2012

 Desde hoy y hasta el viernes en la Audiencia provincial de Huesca se celebra el juicio por el secuentro y asesinato de la empresaria María Pilar Blasco, ocurrido el 10 de junio de 2008. El principal acusado, Francisco Puyó, ha negado haber participado en los hechos y se ha declarado inocente a preguntas de su abogada. Según la acusación Puyó, actuó movido por las deudas, contraídas incluso con la víctima, y por eso planeó el secuestro de María Pilar, para pedir un rescate. Contrató a dos rumanos para ayudarle en el secuestro, uno de ellos Gabriel Caludiou Trebea, se ha sentado también en el banquillo, el otro está huído. Según el sumario, secuestraron a la mujer, la encerraron en un garaje y la golperon. Luego, atada de pies y manos, la tiraron, aún con vida, a un canal, lastrada con dos sacos de 50 kilos. Así se encontró su cadáver tres días después de desaparecer.  La fiscalía pide para cada uno de los acusados 40 años de cárcel.