Vídeo: Primera condena a un cirujano español por colocar un implante PIP sin informar de los riesgos

7 de Febrero de 2012

Un juzgado de Madrid ha condenado a una clínica y a un cirujano plástico a indemnizar con 7.400 euros a una paciente a la que colocaron un implante de PIP en 2001. La condena se basa en que la mujer no fue informada en ningún momento de los riesgos que conlleva un trasplante de pecho. La paciente tuvo que volver a operarse hace tres años porque una de las prótesis se rompió. Tanto ella como su abogado están contentos con la condena aunque no con la cuantía de la indemnización, ya que habían pedido 38 mil euros, por daños físicos y morales