Vídeo: El presidente chino reconoce las carencias de su país en derechos humanos

20 de Enero de 2011

Langosta escalfada y solomillo de buey añejo son algunos de los platos que escogió Michelle Obama para la cena de gala que ofreció anoche en la Casa Blanca al presidente chino Hu Yintao. Él y Barack Obama cerraban con esta cena una jornada que dejaba una sorpresa ya que el presidente chino Hu Yintao, en un gesto sin precedentes, respondió a las preguntas de los periodistas norteamericanos, incluída una sobre Derechos Humanos. No sólo no ha eludido la pregunta sino que ha reconocido  que tiene que esforzarse más en esta materia.