Vídeo: Las portadas proscritas del franquismo

18 de Noviembre de 2012

En la exposición Vibraciones Prohibidas, que se puede ver hasta el mes de marzo en el Centro Galego de Arte Contemporánea de Santiago de Compostela, se muestran más de 150 portadas de discos censuradas en los años sesenta y setenta, con las correspondientes versiones publicadas en España . Comisariada por Xavier Valiño y Héctor Fouce, la exposición surgió de la de la tesis doctoral de Xavier Valiño, el primer estudio realizado sobre la censura en el mundo de la música. Son las imágenes de la corrupción moral, del mal gusto, de las ideas peligrosas... Así lo creían los censores del régimen franquista que durante dos décadas taparon, mutilaron e incluso "rediseñaron" las carátulas de los discos."Yo llamo a la mayor parte de estas portadas gloriosas tropelías, porque se ensañaban con ellos sin ningún pudor, destruyeron, deshicieron...", explica Valiño.Pero no sólo los ojos, también los oídos de la censura estaban alerta ante los peligros que acechaban desde más allá de los Pirineos. Las letras eran minuciosamente revisadas. Hasta 4.500 temas fueron marcados con el sello de lo prohibido.  En los primeros años sesenta, el control se ejercía a través de la difusión en la radio y el twist fue una de las primeras víctimas.Con la llegada del turismo masivo y de los tocadiscos a los hogares españoles, la acción de la censura sobre la música, al contrario de lo que ocurría con la prensa o el cine, se intensificó.