Vídeo: Ponerse en sus manos

3 de Abril de 2010

Llevan años de tradición a sus espaldas. Y bajo sus hombros, cientos de kilos. Aquí les  dejan como nuevos, o al menos, intentan aliviar las consecuencias de tanto esfuerzo. Ellos ya han salido con sus tronos y ahora toca relajarse. Pero a otros todavía les queda una larga jornada por delante. En este centro de Granada llevan varios años asistiendo a los costaleros y lo hacen de forma gratuita. Les enseñan cómo andar o, incluso, cómo levantar un trono. Les enseñan clases posturales para evitar futuras lesiones. También cuentan con técnicas novedosas como ésta. Una nutricionista les prepara un menú especial y estudia el esfuerzo que realiza el corazón de los costaleros para evitar infartos. Con estos cuidados ellos y ellas, están encantados. Por estas manos ya han pasado más de 600 costaleros.