Vídeo: La Policía Nacional libera en Getafe a un ciudadano colombiano que llevaba cuatro días secuestrado por una "oficina de cobros"

20 de Noviembre de 2013

La policía ha frustrado los planes de una banda de sicarios colombianos que habían secuestrado a otro ciudadano de la misma nacionalidad para exigir el pago de una deuda por narcotráfico de doscientos mil euros. La amenaza era acabar con la vida del secuestrado cumplidas las 96 horas del rapto. Los cinco sicarios detenidos, que ejecutaban una orden procedente de Cali, en Colombia, pertenecen a lo que se conoce como una "oficina de cobros". En la operación, los agentes de los GEO redujeron a los delincuentes. Uno de ellos intentó huir, saltó por la ventana pero al caer se fracturó los dos talones. En el domicilio los sicarios tenían todo un arsenal. Un revolver, una pistola, un subfusil, dos pistolas eléctricas e incluso varios lotes de droga e instrumentos para manipularla. La investigación continúa abierta para determinar si los cinco detenidos han participado en otros hechos delictivos.