Vídeo: La policía nacional interviene más de media tonelada de cocaína oculta en cajas de platano

24 de Noviembre de 2011

Agentes de la Policía Nacional han intervenido más de 550 kilos de cocaína que habían sido introducidos en nuestro país ocultos en un cargamento declarado a efectos aduaneros como "banano de primera calidad". En la operación, desarrollada en dos fases, se ha detenido a once personas en Madrid, entre ellas el principal responsable de la red especializada en el tráfico del estupefaciente desde Ecuador vía marítima. La droga se escondía en planchas de plástico que se adosaban al interior de las cajas de cartón que portaban las bananas. La organización se beneficiaba de la reducción de plazos en la tramitación aduanera, al tratarse de material perecedero, para transportar  rápidamente el estupefaciente a Madrid.La investigación se inició a mediados del pasado año al detectar  un grupo, integrado por ciudadanos de origen ecuatoriano y colombiano, que podría estar preparando el traslado de una importante partida de cocaína desde Sudamérica hasta España. Los miembros de esta organización adoptaban rigurosas medidas de seguridad para evitar se detectados por la Policía, pero todo apuntaba a que el estupefaciente había llegado a nuestro país y estaba siendo almacenado y custodiado, día y noche en dos naves industriales situadas en el Centro de Transportes de Madrid.Para introducir la cocaína en nuestro país, la red de narcos utilizaba un método de ocultación que hacía casi indetectable su localización por la Policía y por los filtros aduaneros. El sistema consistía en implantar la sustancia estupefaciente en tiras de plástico adheridas dentro de las cajas que contenían la mercancía legal, que denominaban "banano de primera calidad". Además, los detenidos se valían de la consideración de productos perecederos para reducir los plazos de tramitación aduanera y conseguir un traslado del material mucho más rápido.En una primera fase de la operación, los investigadores consiguieron localizar el cargamento que había sido transportado a través del Puerto de Algeciras desde Guayaquil (Ecuador) en contenedores y que se encontraba oculto en una nave industrial del Centro de Transportes de la capital. En el interior del almacén los agentes hallaron veinticinco bolsas con bandas impregnadas de cocaína, cada una de ellas con un peso aproximado de diez kilos. Asimismo, en este recinto se encontró una furgoneta, alquilada por un miembro de la organización, en la que se localizaron once cajas de cartón con ciento sesenta kilogramos de estupefaciente. Los agentes procedieron a la detención de los once miembros de la red de narcotraficantes, entre ellos el principal responsable de la banda.Fruto de la documentación intervenida en esta primera fase, los agentes determinaron que la organización había enviado hasta nueve contenedores más. Todos los containers fueron identificados, localizados y posteriormente revisados. Uno de ellos transportaba 2160 cajas de banana verde fresca, en las que se intervino un total de 150 kilos de cocaína.La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo 42 de la Brigada Central de Estupefacientes de la Comisaría General de Policía Judicial, el Grupo IV Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de Murcia, el Grupo I de Crimen Organizado de la Comisaría Provincial de Alicante. La operación ha contado con la colaboración del CRECO Algeciras, adscrito a la UDYCO Central de Comisaría General de Policía Judicial y la Agencia Tributaria.