Vídeo: La Policía Nacional culmina la Operación Minerva

9 de Noviembre de 2013

En tan sólo mes y medio, 1.336.000 personas y 360.000 vehículos cruzan la frontera. Es la operación paso del Estrecho. Circulación que las mafias de la inmigración intentan aprovechar. "Piensan que los controles policiales en las fronteras no pueden ser lo suficientemente intensos para evitar retenciones prolongadas", explica el comisario Héctor Moreno, responsable del centro nacional de inmigración y fronteras . "No dudan en arriesgar la vida de los inmigrantes para conseguir sus objetivos a cambio de sustanciosas cantidades de dinero". Hasta 6500 euros. Pago por adelantado y que no garantiza el éxito. "Que existen posibilidades reales de realizar una inmigración de forma regular y en muchos casos son interceptados y no le soluciona su situación", insiste el comisario. Interceptados en lugares inverosímiles. Cualquier pequeño hueco en vehículo es rellenado. "Cada año aprendemos más procedimientos", indica el responsable del dispositivo puesto en marcha por la Agencia Europea de Fronteras. "Utilizamos medios técnicos como detectores de latido, perros especializados en salvamente de personas que contribuyen a localizar a estas personas y mayoritariamente a salvarles la vida". Porque en ocasiones son localizados inconscientes y al borde la asfixia. 780 han sido interceptados este año y se ha detenido a 64 personas por intentar facilitar esta inmigración ilegal. Ahora la policía y Europol mantienen abierta una gran investigación con los datos recabados este año para intentar desmantelar estas mafias de seres humanos.