Vídeo: La Policía incauta 200 kilos de hachís en Murcia

12 de Octubre de 2012

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres miembros de un grupo organizado dedicado al tráfico de hachís en Murcia. Los arrestados son el principal responsable de la organización criminal, su pareja sentimental y un hombre de confianza del cabecilla.La banda utilizaba el garaje de un inmueble para preparar los vehículos destinados a ocultar y transportar la droga. Los agentes han registrado tres domicilios en las pedanías murcianas de Churra y San Ginés, donde se han incautado 200 kilos de hachís, 40 de los cuales se encontraban ya ocultos en el interior de un coche.Además, se han intervenido 11.580 euros en efectivo y una pistola del calibre 9 milímetros cargada y lista para disparar.El inicio de las pesquisas tuvo lugar cuando los agentes localizaron en Murcia al principal responsable de la organización investigada, un hombre de origen marroquí al cual se le considera responsable de la introducción de al menos cinco toneladas de hachís en territorio español. En esta ciudad poseía dos inmuebles, uno de los cuales estaba destinado al almacenamiento de la sustancia estupefaciente.En el garaje de este inmueble se encontraba un espacio habilitado para la preparación de los vehículos destinados al transporte de las drogas mediante la habilitación de espacios aptos para ellos y disimulados en la propia estructura del coche.Las investigaciones realizadas han permitido acreditar la participación en los hechos investigados de otras dos personas, una de ellas la pareja sentimental del detenido y un tercero que actuaba como hombre de confianza del principal responsable de la organización en Murcia. La detención de los tres investigados se llevó a cabo en el transcurso de un dispositivo policial durante el cual se practicaron tres registros domiciliarios, donde se incautaron 200 kilos de hachís, 11.580 euros en efectivo y una pistola.En el registro practicado en el garaje de una de las casas, se localizó un coche colocado sobre gatos hidráulicos en el que se estaban habilitando espacios especialmente concebidos para la ocultación de la sustancia estupefaciente.La operación ha sido desarrollada por la UDYCO de Murcia con la colaboración del GRECO de Cádiz y la Agencia Tributaria.