Vídeo: "Podemos estar tocando la paz con la punta de los dedos"

18 de Octubre de 2011

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha dicho esta mañana en una entrevista radiofónica que la Conferencia de Paz de San Sebastián ha sido "relativamente decepcionante", si bien ha recordado que el Gobierno prefiere no hacer valoraciones porque "no se siente concernido ni interpelado por su contenido".En declaraciones a la Cadena Ser, Jáuregui ha asegurado que "lo único importante" que se puede destacar de dicha resolución es el "pronunciamiento rotundo para que ETA deje definitivamente las armas". "Podemos probablemente estar tocando la paz con la punta de los dedos", ha recordado Jaúregui añadiendo que "ha sido la fortaleza del estado de derecho lo que nos ha traído aquí". Jáuregui ha reiterado que "la democracia no ha pagado ningún precio político porque ETA deje de matar" y ha manifestado que desde el Gobierno esperan que la banda anuncie su disolución de forma definitiva y "para siempre". "No hay otra posibilidad", ha apuntado.Por otro lado, se preguntó a sí mismo si después de tanto sufrimiento la democracia podría ser generosa para admitir de nuevo en el juego democrático a quienes han apoyado la violencia, a lo que respondió: "Yo creo que hay que decir que sí, pero punto, nada más". Asimismo ha añadido que pese a los intentos de algunos sectores, "el único relato posible es el de que unos mataron a otros sin razón". "Sólo será esa la verdad", ha añadido antes de señalar que "los intentos de hacer relatos equidistantes serán mentira. Igual que los relatos que intentaron negar el Holocausto".Respecto a la posibilidad de que se consiga la reconciliación, indicó que habrá que recorrer un camino en esta dirección cuando exista la certeza firme de que ETA ha desaparecido.