Vídeo: Pocos pirómanos y mucha negligencia

17 de Septiembre de 2013

16.000 incendios arrasaron en el 2012 Valencia, Málaga, Gerona o León. Sin embargo de las 306 personas detenidas o imputadas el año pasado, sólo 115 fueron condenadas. Es uno de los reveladores datos de la memoria de la Fiscalía de Medio Ambiente del 2012. Ese año las llamas calcinaron más de 200.000 hectáreas. Obligaron a desalojar a miles de personas, pusieron en peligro la vida de brigadas y bomberos e incluso causaron muertes. Y aún así de los 218 presos por provocar incendios de todo tipo, sólo 8 están hoy entre rejas por quemar montes y bosques. Además muy pocos cumplirán más de 2 años en prisión, pese a que la ley marca hasta 20 años de condena. Las autoridades hablan de clara intencionalidad, de tramas, de terrorismo forestal