Vídeo: En pocos años los tratamientos de fertilidad se han multiplicado por dos

4 de Diciembre de 2012

Con la crisis las parejas han ido retrasando el momento de ser padres. Muchos aún sin tener trabajo, se han decidido porque saben que el tiempo corre en su contra para tener un niño. En este hospital de Alicante encontramos a Lola, tiene 39 años y también quería ser madre. Tras varias inseminaciones y fecundaciones in vitro, por fin ha alcanzado su sueño. Está embarazada de 37 semanas. El  aumento de la edad complica las posibilidades para concebir. Además, el estrés provocado por la situación económica también influye. En los últimos cinco años, los tratamientos de fertilidad se han multiplicado por dos.