Vídeo: Pocas esperanzas tras un verano extremo

21 de Septiembre de 2012

Las previsiones de la AEMET para el inminente otoño no pasan de lo normal. Así que mucho tendrá que llover  para frenar los últimos episodios de sequía en España. Y todo después de sufrir un verano extremadamente cálido y extremadamente seco, según el climatólogo Antonio Mestre. El cuarto más tórrido de la historia con una temperatura media de 24 grados. La preocupante falta de precipitaciones también ha convertido este verano en el segundo más seco de los últimos 60 años. La semana que viene, según el portavoz de la AEMET, Alejandro Lomas, comenzará la inestabilidad por el noroeste y se extenderá al resto de la península a partir del lunes.