Vídeo: "¿Pobre de mí?"

15 de Julio de 2012

Pobres, si es que es normal estar trisite después de toda una semana de fiesta, música, encierros y buen ambiente. Pero hay motivos para estar contento. Uno es que en los Sanfermines de este año solo hay cuatro heridos por asta de toro en los ocho encierros celebrados. Otro es que, pese al recorte de un 8% en los presupuestos, todo el mundo ha disfrutado como siempre. Pero el más importante es que el año que viene también habrá fiesta. Volverán a salir los pañuelos rojos por las calles de Pamplona, aunque estén muy mal las cosas. Ahora, con el pañuelo en el aire, esperan que llegue el próximo chupinazo, más dianas. Como dice la canción, ya queda menos para San Fermín.