Vídeo: Una playa en Cunit, se suma al cuidado de los niños colocandole pulseras

8 de Agosto de 2013

Antes del primer chapuzón, hay que pasar por la caseta de los socorristas. Están en la playa de la ballena, y por eso, la pulsera que ponen a Kilian y Abril es de color naranja. Apuntan su nombre y el teléfono móvil de sus padres. Así evitan en este municipio de Cunit, que los pequeños se pierdan. Desde esta semana cada una de sus 6 calas está identificada con un color y un animal marino. Los padres están encantados con esta iniciativa, que además es gratuita. Y los pequeños recuerdan fácilmente en qué playa estaban si se pierden. Todo para disfrutar de una jornada de playa refrescante y segura.