Vídeo: Los petardos llegan a las aulas

26 de Febrero de 2013

Aprenden los escolares cómo se debe lanzar un petardo. Y lo que es más importantes, las consecuencias gravísimas que acarrea su mal uso. A la vez, la administración obliga a los padres a firmar un documento en el que autorizan a sus hijos a tirar petardos, especificando la edad del menor y qué tipo de artefacto puede manipular. De 8 a 10 años, los básicos. De 10 a 12 años, de baja peligrosidad. Y sólo a partir de 18 los petardos más potentes. No llevar consigo el documento puede acarrear multas de hasta 300 euros.