Vídeo: Un perturbado causa el pánico en un ambulatorio madrileño

10 de Diciembre de 2012

Jesús de 32 años acude al centro de especialidades de Bravo Murillo armado con un pistola detonadora. Al no conseguir la medicina para su transtrono psiquiátrico se sube a la quinta planta, la desaloja a detionaciones y se atrinchera en un despacho al grito de hacer volar la planta con los explosivos que dice, lleva en una mochila. La policía acordona la zona y desaloja el centro mientras un negociador le convence para que deponga su actitud. El perturbado no llevaba bombas, ha sido detenido y se ha tranquilizado tras tomar su medicación. Numerosas personas, casi todas gente muy mayor, vuelve, tras el susto, a las consultas.