Vídeo: Peligran las comunicaciones en Cataluña

21 de Agosto de 2010

La avalancha de robos de cable de cobre que está sufriendo Cataluña está poniendo   en riesgo las comunicaciones. Es tal la cantidad de cable robado que Telefónica  ya no tiene más ‘stock’ para reponerlos.En Aguilar de la Segarra hay más de 30 kilómetros de línea ferroviaria que se han quedado sin catenaria. A pocos kilómetros de allí una línea de alta tensión totalmente desnuda de cables. El codiciado cobre deja sin tren y sin luz a la gente, pero también sin teléfono. Por dentro de esta funda pasan infinidad de cables que los ladrones seccionan e incluso pelan muchas veces en el mismo lugar.Por cada kilo de cable pelado obtienen unos cuatro euros en chatarrerías y plantas de reciclaje. Un negocio que no sólo aísla pueblos enteros, también pone en peligro la vida de vecinos como Claudio, que a sus 90 años y con un grave infarto a sus espaldas debe estar continuamente conectado a un servicio de teleasistencia.La lista de extorsiones continúa en restaurantes y gasolineras, donde es imposible hacer un pago con tarjeta.Resulta imposible vigilar todo el territorio donde colgando o enterrado pasa el cobre. Aún así, la Policía ha realizado 400 detenciones en lo que va de año. Sólo 24 ladrones pasaron por la prisión. La Policía quiere basarse en el artículo 346 del Código Penal, delitos que afectan a la comunidad. La pena, por esta vía, puede implicar tres años de prisión.