Vídeo: Pedaladas de vida

18 de Septiembre de 2010

Cuando a Jon le diagnosticaron un efisema pulmonar jamás pensó que se sentiría de esta manera dos años después. Entró en el hospital La Fe de Valencia enganchado a una botella de oxígeno y en silla de ruedas, pero gracias a un doble trasplante pulmonar hoy ha podido culminar su hazaña. Once horas subido en la bicicleta le han bastado para completar los 240 kilómetros que separan Valencia y Murcia. Lo ha hecho para agradecer a la familia del donante su solidaridad. Una gesta que le ha valido el reconocimiento de la comunidad ciclista. Junto a él ha pedaleado Blai, amigo de Jon y trasplantado de médula. Al igual que lo espera Rebeca, una joven que acaba de recibir dos nuevos pulmones y que no se ha querido perder a aventura de Jon. Y es que este hombre de 50 años se ha convertido en un ejemplo de superación y de esperanza.  

Vídeos relacionados