Vídeo: Paul Ehrlich, premio Fronteras del Conocimiento en Ecología y Biología de la Conservación

4 de Febrero de 2014

El biólogo Paul Ehrlich ha recibido el premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Ecología y Biología de la Conservación.  Su logro ha sido demostrar que la interacción entre las especies es el principal motor de la biodiversidad.  Ehrlich  recuerda que "todo empezó con una sobre qué comían las mariposas que tuve con uno de los mejores botánicos del mundo, Peter Raven".  Juntos descubrieron que plantas e mariposas evolucionaban a la vez: ellas intentando defenderse de los insectos y ellos adaptándose para poder seguir comiendo.  Era la primera vez que se describía un caso de co-evolución. "La co-evolución nos dice que los organismos del planeta no sólo evolucionan como respuesta a su entorno físico sino que también evolucionan como respuesta a otras especies. Y esta es una idea esencial para comprender cómo funciona el mundo", dice Ehrlich. Es en parte la razón de que existan millones de especies diferentes en nuestro planeta. En la misma investigación, Ehrlich observó cómo evolucionaban las poblaciones de mariposas al fragmentarse y descubrió que hacían a las especies menos vulnerables a los cambios. "Esto es importantísimo en un mundo en el que el problema más importante de la extinción es que podríamos perder algunas poblaciones que proveen servicios ecosistémicos muy importantes para la humanidad", apunta.  Ese concepto, "servicios ecológicos" es de hecho otra de sus aportaciones. Consiste en cuantificar, por ejemplo, el valor de la polinización de los cultivos por parte de insectos, o la protección contra la erosión de algunas especies vegetales. Sus últimos trabajos están centrados en otro concepto: la intervención ecológica una nueva aproximación para devolver a la vida ecosistemas degradados. En su opinión "es imposible restaurar un ecosistema a su estado anterior, pero sí que podemos intervenir, y en esto consiste la intervención ecológica, para reemplazar un bosque o cambiar una situación que se ha vuelto indeseable". La idea de recuperar las interacciones entre especies, y no la presencia de una especie en concreto, está muy presente hoy en día en la recuperación de terrenos devastados por el fuego