Vídeo: Un parricida confeso para dos tragedias familiares

31 de Marzo de 2011

Mercedes Lama, de 57 años, vio ayer al mediodía cómo agentes de los Mossos d'Esquadra se llevaban esposado a Ramón Laso Moreno, su cuñado, detenido en la casa adosada de este, en la urbanización Jardines del Imperio, en la población de Els Pallaresos (Tarragona). Los agentes se pasaron toda la mañana registrando el domicilio de Laso y se incautaron de picos, palos, cajas y un gran saco. En 1990, fue detenido por el asesinato de su mujer, Dolores Camacho, que tenía 25 años, ocurrido en 1988. Estranguló a su esposa y depositó su cadáver en las vías del tren para que pareciera un suicidio. Meses después, en un extraño accidente de tráfico, falleció carbonizado el hijo de ambos, Daniel de 6 años. El conductor era Laso, que, extrañamentemente, resultó ileso y cobró una indemnización de 3,5 millones de pesetas del seguro se su vehículo. El 1993, Laso fue condenado a 57 años de prisión por los muertes de su esposa y su hijo. Por buen comportamiento y por trabajar en la cárcel -era el jefe de cocina del penal- pudo redimir condena de forma acelerada. Tanto, que solo cumplió nueve años de cárcel, según el viejo Código Penal. El caso de la desaparición está desde marzo de 2009 bajo secreto de sumario y ni la policía, ni el juzgado ni la fiscalía informaron ayer de la detención. Pero la historia es muy conocida en Tarragona y la noticia del arresto de Laso corrió como la pólvora. A primera hora de la mañana, los agentes se presentaron en el bar La Parada, que regenta Laso en el barrio de Riu Clar, y lo llevaron hasta su domicilio en Els Pallaresos donde estuvieron buscando pruebas.