Vídeo: Parques Nacionales: laboratorios del cambio global

4 de Diciembre de 2013

Los Parques Nacionales están sirviendo como referencia para estudiar la afección que está teniendo el cambio global, consecuencia del cambio climático, los cambios de uso del suelo, la contaminación del agua y el suelo, y la aparición de especies invasoras.El proyecto que se puso en marcha en 2005 se desarrolla en cinco de los quince parques nacionales españoles: Picos de Europa, Sierra Nevada, Cabrera, Teide y Cabañeros, y cuenta con una red de seguimiento compuesta por 20 estaciones meteorológicas terrestres y una boya océano-meteorológica, que continuamente registran datos del clima, calidad del aire y agua. A esta infraestructura se suman 60 proyectos de investigación que tratan de dibujar la evolución de los efectos ambientales que está teniendo el cambio global en los parques nacionales, por ser los espacios más inalterados.Según señala Belén Acosta, una de las investigadoras que participan en esta red de Seguimiento de Cambio Global, éste está generando unos "déficits de recursos y económicos que pueden afectar no sólo a largo plazo, sino también a corto y medio", de ahí la necesidad de estudiarlo. Dentro de esta red hay proyectos de investigación diversos que van desde el análisis de la evolución de los anfibios, al estudio de la geomorfología o degradación del hielo.Esta Red de Seguimiento de Cambio Global en Parques Nacionales está impulsada por la Fundación Biodiversidad, el Organismo Autónomo de Parques Nacionales, la Oficina Española de Cambio Climático y la Agencia Estatal de Meteorología, así como la empresa Ferrovial.Aunque de momento se desarrolla en cinco espacios naturales está previsto que se extienda a más parques de la red de parques nacionales, a los que recientemente se ha sumado el de Guadarrama, donde las encinas cada vez están ganando más terreno, consecuencia también del Cambio Global, explica el investigador en Cambio Climático de la Universidad Complutense, Diego Ruíz-Labourdette. Según este investigador además, en los espacios naturales españoles se está produciendo también una desincronización entre especies animales, a raíz de los cambios de floración y la falta de sincronización de los insectos, consecuencia del Cambio Global.