Vídeo: "Me parece muy mal, no estamos en un estado policial"

28 de Abril de 2012

Los conductores que entran a España por la localidad de la Jonquera, en la frontera con Francia, se han encontrado este sábado con agentes de la Guardia Civil controlando todo el tráfico rodado. "Esta medianoche ha quedado suspendido el tratado de Shengen", explica José María Gómez, comisario de la Policía Nacional.Para evitar disturbios durante la cumbre del Banco Mundial que se celebra la semana que viene, la frontera española no permite temporalmente la libre circulación de personas por la Unión Europea. Los agentes pueden parar a cualquier vehículo, aunque su objetivo es claro."Queremos filtrar a los posibles antisistema que puedan acudir a la reunión de Barcelona, que sabemos que son los que causan destrozos", explica Gómez, En la frontera se controlan los pasaportes y también se registra el interior de los vehículos. Los agentes buscan objetos peligrosos. Si encuentran alguno, lo requisan. Los controles seguirán hasta el la noche del viernes, cuando volverá a abrirse el paso fronterizo