Vídeo: El 15-M paraliza otro desahucio

13 de Marzo de 2012

La casa está prácticamente vacía. A penas hay muebles y en los cajones no queda nada. Nelson y su familia están preparados para lo peor.Su mujer no puede trabajar, él si lo hace, pero apenas cobra mil euros, una cantidad que no le da para pagar los 1.400 euros mensuales de la letra de la hipoteca. Además tiene dos hijas menores de edad de 11 y 17 años.El banco les exige 222 mil euros, una deuda que no saben cómo saldar.El caso de esta familia, no es otro más. La financiera con la que tienen contratada la hipoteca se encuentra inmersa en un proceso judicial, por un caso de estafa de encadenamiento de avales.