Vídeo: Palma de Mallorca endurece las sanciones por hacer botellón

19 de Mayo de 2010

El Ayuntamiento de Palma de Mallorca ha endurecido las sanciones por beber alcohol en la calle. El consistorio ha sacado una nueva ordenanza municipal que establece multas de entre 1.500 y 3.000 euros por hacer botellón. Asimismo, la nueva medida contempla otras sanciones para quienes se concentren en la calle y molesten los vecinos. El gobierno local trata así de poner freno a la práctica del botellón, que provoca una gran acumulación de basura en zonas como el paseo marítimo.