Vídeo: Los padres de dos jóvenes fallecidos en una fiesta Rave en Málaga en 2002 reclaman 180.000 euros de

1 de Junio de 2010

Han pasado ocho años pero la herida continua abierta. Antonio sigue luchando para que alguien pague por la muerte de su hijo.Todo ocurrió en marzo de 2008, una fiesta rave organizada en un pabellón y en la que corrieron las drogas de diseño como la música. 25 intoxicados por ingestión de pastillas y dos muertos, Joaquín Barragán, malagueño de 20 años e Iván García, onubense de 19 años. Ambos con los mismos síntomas, fallo multiorgánico y parada cardiorespiratoria por intoxicación de drogas sinténticas. Por la vía administrativa las familias piden 180.000 euros de indemnización por dos muertes que pudieron evitarse si las UVIS móviles hubieran llegado a tiempo.Acusan de la muerte de sus hijos a la empresa organizadora y al consistorio por permitir la entrada de 15.000 personas en un aforo de 8.000.